SATSE Navarra: “La consejera de Salud desconoce la realidad mientras la enfermera agoniza en los centros de salud”

22 noviembre 2021

El Sindicato de Enfermería exige inmediatamente a la Administración que redimensione las plantillas de Enfermería en los centros de salud, en el ámbito extrahospitalario así como de la plantilla enfermera del HUN, que vuelve a estar en riesgo no sólo por el volumen de ingresos COVID sino también por el aumento de ingresos por otras patologías y operaciones retomadas.

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, ha denunciado la más que insostenible situación que están sufriendo las enfermeras y enfermeros de la mayoría de los centros de salud de la comunidad que, a pesar del falso refuerzo de personal que vende la administración, su jornada se ve muy sobrepasada con las consultas espontáneas, seguimiento de pacientes COVID, la vacunación de la gripe, la vacunación COVID, los test de antígeno o lo sociosanitario, entre otras tantas funciones.

SATSE ha tenido constancia de la gravedad existente a día de hoy en los centros de salud, una conclusión que no necesita de grandes análisis si se pone el pie en cualquiera de ellos: colas de pacientes que dan la vuelta, agendas que a las 10 de la mañana ya cuentan con más de 50 personas para test de antígenos, duplicidad de citas para vacunas, falta de vacunas, consultas de pediatría, de agudos, de crónicos, … jornadas extenuantes que tiene a las plantillas de Enfermería en una situación nunca antes vista.

El sindicato de Enfermería asiste hoy a la presentación del ya de por sí obsoleto “Reto de Atención Primaria” que va a tener lugar en el Consejo de Salud. Un documento que, meses después de su primera presentación, sigue sin conclusiones fehacientes salvo aquella que expresa que prácticamente todo en Primaria lo va a acabar haciendo la Enfermería.

Un documento repleto de intenciones al estilo de “se van a analizar”, “se van a estudiar”, “se van a medir”, “se implantarán”, “se va a promover”, que no aporta ninguna solución real e inmediata al colapso actual y, de hecho, lo acabará empeorando si, como expresa literalmente “se pretende que los pacientes que soliciten cita espontánea sean atendidos inicialmente por enfermería salvo casos específicos por protocolo”

Es decir, además del inabarcable volumen de atención que existe ya en las agendas de las enfermeras y enfermeros, se va a introducir la asistencia cuasi total por parte de la Enfermería sin un refuerzo acorde de plantillas, lo verdaderamente necesario ahora mismo para poder dar una atención responsable, tanto en términos cuantitativos cómo cualitativos.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería exige inmediatamente a la administración que redimensione las plantillas de Enfermería en los centros de salud, en el ámbito extrahospitalario de donde depende, por ejemplo, las enfermeras destinadas en FOREM, desbordadas por el aumento de contagios, así como de la plantilla enfermera del HUN, que vuelve a estar en riesgo no sólo por el volumen de ingresos COVID sino también por el aumento de ingresos por otras patologías y operaciones retomadas.

Por último, SATSE advierte a la administración que “deje de perder el tiempo tratando de contentar a lo que políticamente les interese y bajen de las nubes, pisen los centros sanitarios, dialoguen con las fuerzas sindicales que conocemos la realidad de sus trabajadores, y contraten enfermeras y enfermeros con ratios acordes para sacar del escollo a una maltrecha sanidad navarra que, parece, ya ni conocen”.