SATSE Navarra denuncia que se denieguen sistemáticamente los permisos que solicita la enfermera/o

21 abril 2021

SATSE reclama una buena planificación y redimensión de las plantillas a puertas del periodo vacacional, donde va a ser necesario contar con total flexibilidad.

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, ha denunciado que las direcciones de los distintos ámbitos de Salud, particularmente del Complejo Hospitalario de Navarra y de Atención Primaria, están denegando sistemáticamente los permisos que las enfermeras y enfermeros están solicitando, lo que supone una clara vulneración a sus derechos como trabajadores del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

El sindicato ha tenido constancia de este hecho tras numerosas llamadas de enfermeras y enfermeros que no entienden cómo la administración puede utilizar la normativa de forma tan arbitraria, transgrediendo un derecho al que pueden acogerse más si se tiene en cuenta el enorme esfuerzo hecho durante toda la pandemia.

Esta discriminación hacia las enfermeras las hace víctimas de un sistema sanitario tensionado e ineficaz, no sólo por la situación actual sino por una reiterada mala gestión que vuelve a no ser capaz de dimensionar correctamente las plantillas, de tal forma que los y las trabajadoras puedan ejercitar su derecho a tener permisos para lo que consideren, bien para cuidar a personas mayores, menores, para vacaciones o para descansar, si así lo estiman.

Para SATSE, este hecho se suma a una concatenación de errores garrafales en la actual gestión de personal del SNS-O como el de hacer coincidir el relevo masivo de 1.200 personas, con los movimientos de personal por los acoplamientos de Enfermería, en una fase crítica de la pandemia y con las enfermeras y enfermeros agotados física y emocionalmente.

En este contexto, el Sindicato de Enfermería exige a las direcciones que, por una vez, “piensen en la plantilla y en sus necesidades”, no sólo para solventar los problemas según surgen sino para que, apuntan desde SATSE, “hagan efectivo ese compromiso que siempre promocionan pero pocas veces demuestran, pues ni la COVID ni las necesidades del servicio pueden ser el saco roto donde todo se justifica”

Por último, el Sindicato de Enfermería reclama una buena planificación y redimensión de las plantillas a puertas del periodo vacacional, donde va a ser necesario contar con suficiente flexibilidad para que ninguna enfermera sufra, otra vez, las consecuencias de una más que cuestionable gestión sanitaria.