SATSE y sindicatos europeos abordan el grave problema de la violencia en el trabajo

25 junio 2019

En 2018 se notificaron por parte de profesionales del SNS-O un total de 369 agresiones en Navarra, tres de cada cuatro agresiones fueron de carácter verbal, según el balance realizado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del SNS-O.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha trasladado a organizaciones sindicales de toda Europa la necesidad de contar en España con una Ley estatal que acabe con el grave problema que suponen las agresiones que sufren los profesionales sanitarios, especialmente las enfermeras y enfermeros.

Una demanda que SATSE ha realizado en el marco del seminario “Violencia en el trabajo: protegiendo a nuestros afiliados como trabajadores y víctimas”, organizado por la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), con el objetivo de hacer un estudio de la actual situación en diferentes sectores públicos, diseñar y lanzar campañas de sensibilización y expresar las reivindicaciones de los profesionales que sufren violencia en su puesto de trabajo.

Tras la celebración de un primer encuentro, el pasado 29 de marzo, en Berlín, CESI ha celebrado, en Madrid, un segundo seminario en el que SATSE hizo un detallado análisis de la realidad actual que se vive en los centros sanitarios españoles, aportando su punto de vista sobre las soluciones que se pueden adoptar para acabar con el grave problema de las agresiones físicas y verbales.

Desde SATSE se trasladó al resto de organizaciones sindicales europeas que, pese a haberse logrado en los últimos años algunos avances en la lucha contra las agresiones, como la generalización de protocolos de actuación y apoyo al profesional agredido, la modificación del Código Penal para considerar al profesional sanitario como autoridad pública o la creación de la figura del Interlocutor Policial Sanitario, los casos de agresiones siguen produciéndose e, incluso, han ido a más, “quizá estimulados por la insatisfacción general que ha conllevado la política de recortes en recursos humanos y materiales y que tanto ha afectado en la atención sanitaria y cuidados a pacientes y ciudadanía”, apunta.

Según los últimos datos oficiales con los que cuenta el Sindicato, cada día se producen en España en torno a 55 agresiones físicas y verbales a los profesionales de Enfermería, lo que supone unas 20.000 agresiones al año. Unos datos muy por debajo de la realidad que se vive en los centros, ya que únicamente se denuncian un 11 por ciento de las agresiones sufridas.

Ante esta lamentable realidad, el Sindicato de Enfermería expuso a otros sindicatos europeos que ha reclamado al gobierno central y a las comunidades autónomas, que hagan suyo un proyecto de Ley contra las agresiones en el ámbito sanitario que elaboró hace meses la organización sindical, y lo hagan realidad para proteger a todos los profesionales sanitarios.

En 2018 se notificaron por parte de profesionales del SNS-O un total de 369 agresiones en Navarra, tres de cada cuatro agresiones fueron de carácter verbal, según el balance realizado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del SNS-O. De estas 369 agresiones externas, 261 fueron verbales, 107 físicas y 1 escrita, una cifra superior a las 286 notificadas en 2017 (220 verbales, 65 físicas y 1 escrita). En las notificaciones registradas, el 74% de los episodios de agresión son protagonizados por pacientes y el 26% por familiares o acompañantes. Por estamentos, el colectivo de Enfermería con 105 notificaciones, es junto al médico, el más afectado.

SATSE Navarra planteó la creación de un interlocutor policial sanitario y ha peleado por la creación de esta figura en el sistema sanitario Navarro, que finalmente fue incorporada en la actualización del protocolo de actuación en casos de agresiones al personal sanitario del Gobierno de Navarra en marzo de 2019.

El interlocutor policial sanitario se plantea como un referente que mantiene el contacto con los responsables de los centros y el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, en el ámbito de la seguridad. La Policía Foral ha establecido un IPS por cada comisaria y otro más en Pamplona que, a su vez, coordina al resto de interlocutores.

Junto a estas medidas, el “botón antipánico”, se encuentra operativo actualmente tan solo en 11 de los 70 centros sanitarios navarros donde estaba prevista su implantación. La aplicación de esta medida,  que está siendo excesivamente lenta en la Comunidad Foral, prevé su implantación en otros 16 centros sanitarios más este trimestre, entre ellos, en el Servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra.

SATSE Navarra, considera fundamental la información y sensibilización social por lo que mantiene desde hace años distintas campañas, siendo la más reciente “Stop agresiones, nada justifica una agresión,” en las que se pide la colaboración de todos (administraciones, profesionales y ciudadanos) para acabar con la violencia en el ámbito sanitario.

En estas campañas se incide en que los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares cuando se encuentran en cualquier centro sanitario o son atendidos en su domicilio u otros ámbitos, no son responsabilidad del enfermero o enfermera, el cual los sufre también y hace todo lo posible para que no se vea afectada la calidad de la atención sanitaria que prestan a los ciudadanos.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario