SATSE Navarra: "La Admon. empieza la casa por el tejado con un pilotaje de comarcalización sanitaria sin negociación sindical"

01 febrero 2019

Se ha propuesto modificar el Servicio de Urgencias de Olite, implantando un nuevo Servicio de Urgencias Comarcal (SUC) en Tafalla que eliminaría la atención del centro de Olite a partir de las 20h de la tarde sin ningún tipo de negociación sindical.

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, ha tenido constancia del inminente proceso de reorganización de algunos de los servicios sanitarios que ya se está poniéndose en marcha en Navarra, en concreto en la Zona Básica de Salud de Olite-Tafalla, y que responden a la todavía no negociada ni aprobada Estrategia de Atención Primaria y la creación de nuevos “distritos sanitarios”

Es en este contexto donde, sin negociación sindical ni modificación de la ley sanitaria actual, se ha propuesto modificar el Servicio de Urgencias de Olite, implantando un nuevo Servicio de Urgencias Comarcal (SUC) en Tafalla que eliminaría la atención del centro de Olite a partir de las 20h de la tarde. Este cambio, que conlleva la desaparición del Servicio de Urgencias de Olite,  supone el traspaso de un equipo de profesionales médicos y enfermeros al nuevo SUC de Tafalla.

Este cambio correspondería a la Estrategia de Atención Primaria que presentó el consejero de Salud, Fernando Domínguez, en mayo de 2018, en la que se explicaba superficialmente un nuevo modelo de “organización territorial con 7 y 8 distritos sanitarios”. Una estrategia que debía trabajarse en los foros y mesas de negociación para su posterior aprobación pero que, hasta el día de hoy, no ha existido más información que la presentada hace casi un año. En este proyecto de reforma no se especifica cómo se va a reorganizar todo el personal sanitario que trabaja en la administración pública, ni se garantizan sus condiciones laborales ni si quiera su puesto de trabajo, visto lo visto.

Para el Sindicato de Enfermería, que no entra a valorar en la pertinencia, eficacia y necesidad del que sería este nuevo servicio de urgencia comarcal en comparación con el actual, sí entiende que la forma en la que se está ejecutando esta “comarcalización” va contra la normativa actual que regula la atención sanitaria en Navarra, atañe directamente a los derechos y condiciones laborales del personal que están trasladando de puesto de trabajo sin previo amparo normativo ni negociación sindical.

Estas acciones que ya están en trámites sin, todavía, la valoración de la Comisión Técnico Asistencial, sin los cambios legislativos pertinentes de decreto foral, con temas legales pendientes del Servicio de Personal y “muchas cuestiones por trabajar” y, por su puesto, olvidándose de la negociación sindical- sin embargo, ya tienen un calendario formativo para los profesionales que vayan a ocupar esos nuevos puestos.

Este calendario de sesiones formativas arranca el próximo martes, 5 de febrero, y tendrán una duración de entre siete y ocho semanas. Es decir que, o en cinco días resuelven todos estos trámites antes mencionados, o los profesionales que vayan a formar parte de este posible nuevo servicio comarcal, comenzarán su formación sin ninguna garantía legal ni sindical que defiendan sus condiciones de trabajo.

 

POCA TRANSPARENCIA Y NULA COMUNICACIÓN ENTRE LOS PROPIOS ÓRGANOS DIRECTIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN

El Sindicato de Enfermería en Navarra fue consciente de los movimientos que se estaban fraguando en la sombra de la Consejería de Salud al observar, en un proceso rutinario de acoplamientos en Atención Primaria (cuando un profesional puede solicitar cambiarse de puesto de trabajo dentro de un mismo ámbito, por ejemplo, de un centro de salud a otro), que varias plazas de la Zona Básica de Salud de Olite se incorporarán al Servicio de Urgencias de Tafalla

Este hecho supone un nuevo paso improvisado e impulsivo en las actuaciones de la Consejería de Salud del Gobierno de Navarra.

Para SATSE Navarra “esta improvisación nace de las prisas para llevar a cabo  una reforma que, siendo tan importante y de tan profundo calado para todo el personal sanitario de la Administración y para el ciudadano, no puede ejecutarse en la sombra y sin ningún tipo de amparo normativo ni negociación sindical”.

El Sindicato, que ya ha pedido explicaciones de manera oficial al consejero de Salud, a la Dirección de Profesionales y al jefe de Urgencias Extrahospitalarias del SNS-O, ha comprobado que la comunicación entre sus diferentes órganos es inexistentes pues, al solicitar más información al respecto, la respuesta sobre estos estos movimientos es contradictoria.

Por último, uniéndose al sentir general de la mayoría de sindicatos, SATSE Navarra exige que toda modificación, reforma o actuación del Gobierno de Navarra que ataña a los derechos y obligaciones de los profesionales que trabajan en la Administración en general, y de los profesionales de Enfermería y Fisioterapia en particular, conlleve una negociación sindical en los foros que la normativa dispone para ello, para asegurar la supervivencia de todos los puestos de trabajo y del mantenimiento y mejora de las condiciones de trabajo de los mismos.