SATSE denuncia las lamentables condiciones en las que trabaja la plantilla de Hospitalización a Domicilio del SNS-O

24 enero 2018

De nuevo la Consejería de Salud saca pecho por el aumento del servicio de HaD del 128% en los últimos tres años sin solucionar los problemas que ocasiona tal crecimiento. SATSE hace extensible esta petición para todos aquellos profesionales sanitarios que se ponen al volante sin que sea su profesión.

El sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, vuelve a reclamar una respuesta a todos los problemas manifestados en distintas mesas sectoriales y surgidos de la inadecuación de las condiciones del servicio de Hospitalización a Domicilio con su enorme aumento en estos años.

 

No es novedad encontrar una desmedida autocomplacencia en las informaciones relacionadas con los servicios sanitarios en Navarra. Este sindicato pretende ser siempre objetivo cuando las mejoras de un servicio son reales y optimizan la calidad asistencial del paciente, como es el actual caso del Servicio de Hospitalización a Domicilio. Sin embargo, la cara B de esta mejora, la de los problemas en las condiciones de los profesionales sanitarios que atienden este servicio,  no sólo sigue sin resolverse sino que ha empeorado exponencialmente. Y esto, no lo cuentan en las notas propagandísticas de Salud. Es por ello que SATSE Navarra vuelve a instar a la consejería que no obvie aludir en sus comunicaciones al enorme descontento que impera en el personal de este servicio ni  los riesgos a los que se enfrentan en el día a día.

 

Es labor de SATSE la de velar por las condiciones de las profesionales de Enfermería y la de contrastar cada información relacionada con los servicios en donde trabajan, por ello, de nuevo este sindicato ha querido saber de primera mano si las condiciones del servicio han mejorado o no respecto a anteriores conversaciones donde se ha denunciado la falta de seguridad de este puesto de trabajo. Las declaraciones de integrantes de la plantilla de Hospitalización a domicilio son tristemente esclarecedoras y han corroborado todo lo que se apunta en esa nota.

 

Desde la falta de indumentaria (chubasquero y calzado apropiado) que lleva un año de retraso desde que se aprobara su concesión, órdenes de viajes en solitario con temporales de nieve,  la dispersión de los puntos de atención entre sí, la ausencia de navegadores y geolocalizadores en algunos de los vehículos destinados a este servicio (lo que dificulta la localización de domicilios o la del propio vehículo en caso de pérdida o accidente), la siniestralidad de las vías (en algunas tan considerable como la de la N-121, o toda la zona del Roncal, incluida en la última ampliación del servicio, y cuyas carreteras son de muy difícil conducción, especialmente en invierno), el estrés del tráfico de la comarca de Pamplona, las sanciones derivadas de las urgencias o las propias inclemencias del tiempo.

 

Esta situación, que no se cuenta en las notas informativas de la Consejería de Salud, lo que en realidad está ocasionando es un ambiente corroído y una plantilla desgastada, con bajas por estrés, con personal que dejan los contratos y en donde, incluso, los fijos se quieren ir.

 

Son nuestras enfermeras y enfermeros, junto con los médicos cuando toca ir en pareja, los que se exponen a todos estos riesgos en un servicio cada vez mayor, sin que las condiciones laborales ni la propia logística del servicio se adapte a tal aumento. Por ello, SATSE vuelve a pedir que la Consejería de Salud piense de verdad en estas personas que ponen su vida en riesgo, reorganice el servicio y, además, añada un complemento por peligrosidad a este personal, navegadores y geolocalizadores en todos los vehículos del servicio, abono de sanciones y el aumento del 1% al 2% en la categoría de riesgo biológico (las atenciones a domicilio son de todo tipo y no se cuenta con las facilidades del medio hospitalario)

 

La consejería ya prometió en anteriores mesas sectoriales una respuesta a todas estas peticiones pero, a día de hoy, lo que no ha derivado a Mesa General (a modo de lavarse las manos), sigue sin resolverse y, claramente, va a peor.

 

SATSE quiere agradecer directamente a las profesionales sanitarias que atienden este servicio que, a pesar de las condiciones tan difíciles en las que lo desarrollan, hacen que la asistencia no se vea alterada y el paciente quede atendido siempre en las mejores condiciones posibles.

 

Por último, el sindicato de Enfermería quiere hacer extensible estas peticiones para todos aquellos profesionales de Enfermería que, sin ser su perfil ni su profesión, se ponen al volante para atender cualquier tipo de asistencia en cualquier punto de la geografía navarra.