La renovación de la Atención Primaria en España pasa irremediablemente por un mayor liderazgo de Enfermería y Fisioterapia

15 enero 2019
Por mucho que quiera una sola enfermera no puede cuidar de 1.900 personas

SATSE considera imprescindible aumentar las plantillas enfermeras en Atención Primaria para acabar con el actual exceso de población asignada a cada profesional, que puede llegar hasta 1.800 y 1.900 personas.

El presidente del Sindicato de Enfermería, SATSE, Manuel Cascos, ha reclamado a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, que en el Consejo Interterritorial del SNS que abordará la situación de la Atención Primaria se acuerden medidas concretas que potencien la importante labor de las enfermeras y enfermeros en este ámbito asistencial y propicien, al tiempo, un aumento de las plantillas para poder ofrecer una atención segura y de calidad a los ciudadanos. De igual manera, pide la implantación de un fisioterapeuta, al menos, en cada centro de salud.

En una carta dirigida a la ministra de Sanidad, que también será remitida por los secretario/as autonómico/as de SATSE a las consejerías de Sanidad de todas las CC.AA., Cascos le traslada que comparte la necesidad de celebrar un Consejo Interterritorial sobre Atención Primaria dada la preocupante situación que sufre tras años de recortes en recursos humanos y materiales, y que se afronte conjuntamente su “renovación” para mejorar la atención y cuidados que reciben los ciudadanos y pacientes.

Por ello, el Sindicato considera imprescindible aumentar las plantillas de enfermeras y enfermeros en los centros de salud y acabar así con el actual exceso de población asignada a cada profesional que hace imposible una atención segura y de calidad. Según el estudio, “Análisis de la situación de las enfermeras y enfermeros en los centros sanitarios del país”, la población asignada puede llegar hasta 1.800 y 1.900 personas, según la autonomía, resultando necesarios más de 15.500 enfermeros y enfermeras en Atención Primaria en el sistema sanitario público para igualarnos, al menos, a la media europea. De igual manera, pide la implantación de un fisioterapeuta, al menos, en cada centro de salud.

Además de un refuerzo de las plantillas, SATSE entiende que la “renovación” de la Atención Primaria en nuestro país pasa por potenciar la labor de las enfermeras y enfermeros al ser los profesionales sanitarios que pueden dar una mejor respuesta a las necesidades de cuidados y atención que conlleva el progresivo envejecimiento de la población española o el aumento de la cronicidad o la dependencia. Asimismo, los fisioterapeutas deben jugar un papel más relevante a la hora de atender problemas de salud derivados del aumento de la esperanza de vida, entre otros.

Entre otras mejoras, SATSE es firme partidario de la implantación de la figura de la enfermera gestora de casos o enfermera de enlace en el conjunto del Estado, ya que permitiría la interconexión de las necesidades del paciente con el entorno,  ya sea social o sanitario, generando con ello, además, una clara eficiencia de los recursos humanos y materiales en beneficio de todos.

También defiende la generalización de la cirugía menor para Enfermería, una actuación asistencial ampliamente contrastada cuyas ventajas para el sistema sanitario y los ciudadanos ya han quedado acreditadas en alguna Comunidad Autónoma, así como la atención domiciliaria avanzada, liderada por profesionales de Enfermería en coordinación con el resto del equipo de salud, que permitiría una notable mejoría del entorno de salud del paciente y su familia y una mayor eficiencia de los recursos económicos disponibles.

De otro lado, la organización sindical recalca que apostar por un mayor liderazgo de la Enfermería en el ámbito de la Atención Primaria conlleva, además de un uso más eficaz y eficiente de los recursos sanitarios disponibles, un mayor ahorro en el gasto sanitario y, por ende, una mejora del funcionamiento del sistema sanitario para asegurar su mantenimiento futuro.

Cascos propone a la ministra en la carta que valore la posibilidad de convocar previamente a los representantes de las profesiones sanitarias de Atención Primaria para conocer de primera mano sus propuestas de mejora y poder así abordarlas posteriormente en la reunión con los consejeros de Sanidad de las distintas comunidades autónomas.

Por último, SATSE espera que la ministra y los consejeros y consejeras de Sanidad de las comunidades autónomas también aborden en el Consejo Interterritorial algunas de la “amenazas” actuales a las que se enfrenta la Atención Primaria, como el intento de privatización de la misma por parte de empresas privadas, como son las oficinas de farmacia, que quieren hacer actuaciones asistenciales, que realizan desde siempre las enfermeras y médicos de manera muy satisfactoria y sin ningún coste adicional para la sanidad pública, para aumentar sus beneficios económicos.