Acabar con las agresiones a los profesionales, prioridad de SATSE Navarra

14 marzo 2018

286 agresiones notificadas en Navarra durante 2017. Cada día, se producen en España en torno a 55 agresiones físicas y verbales a los profesionales de Enfermería mientras cuidan de sus pacientes. En total, más de 20.000 agresiones al año, según el Sindicato de Enfermería.

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, a la luz de los datos presentados por el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea en relación a las agresiones a profesionales sanitarios, se suma a la denuncia de esta lacra y lanza una nueva campaña de información y sensibilización para acabar con un grave problema que afecta, especialmente, a los profesionales de Enfermería. Según las conclusiones derivadas de las encuestas realizadas por SATSE, ocho de cada diez enfermeras y enfermeros han sufrido a lo largo de su trayectoria profesional una agresión física y/o verbal (golpes, empujones, amenazas, insultos de todo tipo, vejaciones…). En concreto, en Navarra, las agresiones notificadas durante el 2017 ascendieron a 286, siendo 79 de ellas, agresiones a enfermeras y enfermeros.

 

En la presentación de la campaña, la Secretaria autonómica de SATSE Navarra, Mª José Algarra, ha recordado que la organización sindical lleva desde hace años realizando sucesivas actuaciones informativas y de concienciación social y profesional para reducir todo lo posible el número de agresiones físicas y/o verbales a las enfermeras y enfermeros. Según ha dicho, cada día, se producen en España en torno a 55 agresiones a enfermeras y enfermeros, o lo que es lo mismo, más de 20.000 al año. Se trata de una grave lacra de la que, en ocasiones, se hacen eco los medios de comunicación pero que en la mayoría de los casos permanece “invisible” y no acarrea consecuencias para el agresor, ha señalado Algarra, apuntando que sigue siendo una “gran asignatura pendiente” para el Sistema Nacional de Salud.

 

Material informativo

La nueva campaña de SATSE contempla la distribución de distinto material informativo en todos los centros sanitarios del país, como carteles, trípticos y pegatinas. También se difundirá a través de vídeos, redes sociales, medios on line y cuñas en radio.

 

Todas las acciones previstas buscan sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares. Asimismo, se recordará que los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares no son responsabilidad del profesional, el cual también los sufre y hace todo lo posible para que no se vea afectada la calidad de la atención sanitaria.

De manera paralela, se reclamará a las distintas administraciones públicas y empresas sanitarias privadas que se pongan en marcha todas las medidas preventivas necesarias para evitar en todo lo posible las agresiones a las enfermeras y enfermeros, y que se asegure también que, si se produce una agresión, son atendidos y apoyados a nivel profesional y personal en todo momento. Y específicamente en Navarra que se implante la figura de Interlocutor policial territorial sanitario, que sirva de cauce de comunicación entre las fuerzas de seguridad del estado y los responsables de los centros sanitarios para atender sus preocupaciones y poder detectar puntos negros. Figura que ya se ha implantado en otras comunidades autónomas con buenos resultados. 

 

Al respecto, la delegada de Prevención y Riesgos Laborales de SATSE Navarra, Raquel Bengochea, ha subrayado la necesidad de que haya una normativa que regule a nivel estatal las actuaciones necesarias, (prevención, sensibilización, información, apoyo…), para proteger a todos los profesionales y acabar con las agresiones, unificando las actuaciones del conjunto del Sistema Nacional de Salud ante un problema que no solo aumenta diariamente en número de agresiones sino en la gravedad de las mismas.

 

Medidas

Entre otras medidas preventivas, Bengochea ha destacado la importancia de aumentar la formación de los profesionales para afrontar situaciones conflictivas; conseguir que todos los profesionales sanitarios conozcan el protocolo en vigor de actuación ante agresiones o implantar actuaciones disuasorias, como la instalación del botón de pánico así como mayor presencia de personal de seguridad.

 

Por último, la campaña de SATSE animará a los profesionales de Enfermería de Navarra a que hagan visible este grave problema y denuncien cualquier agresión física o verbal sufrida. Se insistirá en el mensaje de “tolerancia cero siempre y ante cualquier agresión” para que los profesionales no asuman las agresiones como inherentes a su trabajo y, mucho menos, se resignen y las dejen pasar.

 

“Profesionales, administraciones, ciudadanos… todos debemos poner de nuestra parte para cambiar la actual realidad y no permitir que sucedan desafortunadas situaciones que acaban de forma abrupta con el ambiente de cordialidad y respeto mutuo que debe caracterizar siempre la relación entre el profesional y su paciente”, ha concluido la secretaria autonómica del sindicato, Mª José Algarra.